SUSAN
                
                    Sin verte de día,
                    serrana, no vivo...
     Y luego, a la noche, me quitas el sueño,
                     o sueño contigo.

                     Compañera mía,
                tan grande es mi pena
    que el sol, cuando sale, con tanta alegría
                    no me la consuela.

                       ¡Mírame, gitana,
                      mírame, por Dios!
            Con la limosna de tus ojos negros
                        me alimento yo.

Manuel Machado
                     Negra está la noche,
                        sin luna ni estrellas...
        A mí me alumbraban los ojitos garzos
                         de mi compañera.

                        La persona tuya
                     es lo que yo quiero.
    Tenerte en mis brazos, mirarme en tus ojos
                       y comerte a besos...